Crédito rápido en 15 minutos

Créditos inmediatos en 10- 15 minutos

Si no queremos perder el tiempo en pedir cita en un banco y en todos los trámites financieros que este proceso conlleva, podemos optar por un tipo de crédito inmediato. El desarrollo de mercado crediticio y entidades financieras no bancarias nos facilita pedir un crédito rápido y sin papeleo. Muchas de las empresas disponen de un simulador de préstamos que nos permite elegir la mejor oferta de crédito rápido. Durante este proceso de solicitud solo escogemos la cantidad de dinero que queremos pedir y el plazo de su devolución. El proceso de solicitud de un préstamo inmediato es rápido y nos posibilita obtener la respuesta en tan solo unos minutos.

Ventajas de creditos inmediatos online

Un préstamo rápido es una buena solución de nuestros problemas económicos para cubrir gastos esporádicos. Entre algunas de las ventajas de créditos inmediatos podemos destacar la posibilidad de pedir dinero sin nómina y sin aval, y si es nuestro primer crédito, incluso sin comisiones.

Gracias a la ausencia de la burocracia, solicitar un préstamo no requiere tiempo, todo se realiza online a través de la página de entidad financiera y el dinero se nos ingresa por el banco el mismo día. Los requisitos que tenemos que cumplir son básicos, sencillos y sobre todo, no hay que dar explicaciones y justificar para qué estamos solicitando un préstamo.

Inconvenientes de créditos inmediatos

A pesar de todas estas ventajas de solicitar un préstamo rápido sin documentación, existen también importantes inconvenientes que tenemos que tener en cuenta. En primer lugar, la cantidad de dinero que podemos pedir es muy pequeña y el tiempo de su devolución es corto. En la mayoría de los casos, debemos devolverlo en el plazo de 30- 60 días que para algunos, supondría un esfuerzo si están en una situación económica difícil. Sin embargo, la mayor inconveniencia siempre será la consecuencia que conlleva el retraso en la devolución de dinero. En este caso se nos aplican altas tarifas y comisiones y además, muchas de las empresas privadas nos pueden cobrar un importe excesivo solo por el aviso de retraso. Cabe destacar otra grave consecuencia de un impago es decir, la inscripción en el registro de los deudores que afecta negativamente nuestro historial crediticio.

¿Para quiénes están destinados créditos inmediatos y para quiénes no son recomendables?

Es cierto que un crédito rápido puede ayudar a todo tipo de personas, sin importar cuál es su situación económica actual. Se conocen casos de las personas han decidido solicitar un préstamo inmediato para pagar sus otras deudas. En general, no es recomendable solicitar un crédito para pagar deudas pendientes, ya que podemos correr el peligro de endeudarnos excesivamente y terminar en ¨el círculo vicioso¨ difícil de solucionar. La justificación de este consejo es sencilla; las personas endeudadas no tienen acceso a la financiación para poder hacer frente a los impagos que deberían solventar de forma urgente.
En cambio, un préstamo rápido se recomienda a las personas que necesitan cubrir sus gastos esporádicos o espontáneos, como p. ej., pagar una multa, una factura pendiente, algún servicio urgente, una avería en casa o en el coche, o un servicio médico. Un crédito inmediato es aconsejable especialmente a las personas que con seguridad saben que pueden pagar su préstamo a tiempo.

¿Cómo solicitar un préstamo inmediato on-line?

Si ya hemos tomado la decisión de solicitar por primera vez un préstamo on-line, realmente podemos sorprendernos con la facilidad y rapidez de este proceso. Se necesitan solo unos minutos y una conexión con internet.
La mayoría de las empresas nos piden crear una cuenta nueva en su página web y rellenar el formulario de la solicitud. Los requisitos son sencillos, tenemos que facilitar a la empresa nuestros datos, como documento de identidad, número de teléfono, dirección email y número de cuenta bancaria.
Una vez creada la cuenta, elegimos la cantidad de dinero y el plazo de su devolución. Gracias al simulador de préstamos, podemos comparar varias ofertas con todas sus condiciones y elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades. El simulador nos permite calcular los intereses y nos facilita saber lo que realmente nos va a corresponder a pagar. Luego solo enviamos la solicitud y esperamos la respuesta que debería llegarnos a través del contacto que hemos proporcionado en el formulario.
Si nuestra solicitud se ha aprobado la transferencia con el dinero nos llega prácticamente al momento y podemos disponer de dinero de forma inmediata.