Préstamos a largo plazo

Los préstamos a largo plazo son un tipo de financiación que podemos devolver en cuotas de pago mensual. Existen varios tipos de préstamos con la posibilidad de pagarlos a plazos, entre cuales podemos diferenciar: préstamos personales a plazos, préstamos rápidos a plazos, préstamos con garantía o aval, tarjetas de crédito y minicréditos.
Hablamos aquí de unos productos financieros relativamente nuevos que han innovado el mercado financiero y que han supuesto una revolución económica y social.
Tanto los préstamos rápidos en línea a corto plazo como los préstamos a plazos, son una forma de conseguir el dinero prestado de forma más rápida que una financiación solicitada a un banco tradicional. Las empresas privadas que ofrecen este tipo de servicio son normalmente mucho más flexibles y no requieren de nosotros mucha documentación.
Son adecuados para situaciones puntuales cuando nuestra economía se ve afectada y tenemos que cubrir algún gasto imprevisto o financiar nuestro proyecto o incluso, irnos de vacaciones.
No obstante, hoy en día existen varias empresas tanto en el sector público como privado que a veces no sabemos a cual dirigirnos. Tenemos que entender que cada una de estas empresas se especializa en clientes con situaciones diferentes y ofrece productos, condiciones y requisitos diferentes.
Por suerte, ya no tenemos que gastar nuestro tiempo en trámites y viajes a la oficina de un banco para solicitar una financiación y tampoco en comprar las ofertas. Ahora, la forma más cómoda y rápida es tramitar la solicitud a través de Internet. Gracias a una herramienta muy útil que es el comparador de préstamos online, podemos elegir la mejor oferta que más se adapte a nuestras necesidades. Esta herramienta financiera ha sido pensada y dedicada al público que está pensando en pedir un préstamo y para facilitarle toda la información actualizada mediante un simulador de servicios crediticios. Los cálculos de nuestro simulador permiten saber el tiempo de devolución de un crédito, las cuotas a pagar y el tipo de interés.
A continuación, vamos a explicar cuales son los requisitos que debemos reunir a la hora de solicitar un préstamo online a plazos y que características tiene.

Requisitos y características de préstamos online a largo plazo

Si estamos pensando en solicitar un préstamo a plazos, deberíamos tener en cuenta que los intereses de los préstamos se van a generar sobre la cantidad que solicitamos durante todo el tiempo que vamos a tardar en reembolsar el crédito. Entonces, si optamos por el plazo de devolución más largo, tendremos que pagar las cuotas mensuales un poco más bajas a cambio del precio total de este servicio mucho más alto. En conclusión, cuanto más largo el plazo de devolución de un préstamo, más tendremos que pagar en intereses.

¿Cuáles son los requisitos y condiciones de un préstamo a largo plazo?

Los requisitos para solicitar este servicio son un poco más restrictivos que los requisitos que debemos cumplir solicitando un préstamo rápido a corto plazo. Todo depende de la entidad financiera, el tipo de servicio, su importe y plazo de devolución.
Más adelante, hemos reunido algunos de los requisitos más comunes de los prestamistas que conceden préstamos a largo plazo.
• Para pedir un préstamo a plazos debemos cumplir con la edad mínima que exige un prestamista. Por supuesto, hay que ser mayor de edad y residir en el país donde se solicita un préstamo.
• Hay que demostrar nuestra solvencia crediticia y tener ingresos mínimos demostrables.
• Para que nos concedan una financiación debemos tener un buen historial crediticio y nuestro nombre no debe aparecer en ninguna de las listas de los deudores (aunque existen algunas entidades financieras que no lo tienen en cuenta).
Como podemos observar, los préstamos a largo plazo tienen los requisitos mucho más exigentes que ofrecen los préstamos a corto plazo. Aunque desde el punto de vista de un solicitante, los préstamos a largo plazo ofrecen unas características más interesantes, sobre todo, si hablamos de la flexibilidad que tiene este servicio. En este caso, podemos personalizar varios aspectos de nuestra financiación, como p. ej., las tasas, la cantidad y el periodo de pago. También muchas de las entidades financieras nos dan la posibilidad de renegociar el contrato en caso de problemas con el pago de la deuda, ofreciendo una posibilidad de extender el periodo de pago.

Normalmente, los préstamos a plazos se caracterizan por sus pagos que suelen ser importes fijos, así el solicitante es consciente de la cantidad que debe presupuestar para llevar a cabo su obligación de pago. Otra característica muy interesante de los préstamos a plazos, es el tipo de interés que se suele aplicar a un préstamo. Por lo común, cuanto peor sea nuestra evaluación crediticia, mayor sea el tipo de interés de un préstamo.

Utilizados de manera correcta, los préstamos a plazos son una herramienta financiera muy valiosa para aquellos consumidores que necesitan endeudarse, Shayan Khwaja.