Préstamos para estudiantes

Nuevo semestre, nuevos desafíos… Hoy en día la vida de un estudiante no es la más barata. Cualquier estudiante tiene gastos relacionados con su vida porque, generalmente, vive en una gran ciudad universitaria. Independientemente de la ciudad, los costos de la vida pueden ser más o menos caros. Los gastos principales como el alquiler de un apartamento o una habitación, las facturas, las comidas u otros gastos relacionados con los estudios, como comprarse un portátil o libros, para todos los estudiante ya suponen un gasto importante. Ni hablar de otros gastos, como salidas con amigos o vestirse…

No para todos los jóvenes la universidad es solo el tiempo de pasarlo de fiesta y reuniones con los amigos, sino también un período en el que adquieren el conocimiento y nuevas habilidades. La mayoría de las personas adquieren su primera experiencia profesional durante sus estudios, haciendo prácticas no remuneradas o voluntariados. Muchas veces cuadrar las clases con las prácticas impide ganar dinero u obtener unos ingresos regulares. No todos pueden contar con la ayuda financiera de sus padres y tienen que buscar un trabajo extra para poder asumir todos sus gastos. Debido a esto, los estudiantes rara vez se permiten algún placer adicional como escapadas fuera de la ciudad, y tampoco invierten en cursos u otro tipo de formación profesional que por lo general, son de pago.

Es completamente entendible que a menudo los estudiantes tienen problemas para ahorrar dinero. Hacer un viaje de ensueño, un curso interesante o una pequeña reforma de su apartamento alquilado, siempre quedan en el segundo plano, ya que el pago del alquiler o la compra de alimentos y libros, agotan por completo su presupuesto. Normalmente la mayoría de los estudiantes tienen que pagar las tasas de matrícula, lo que puede ser un gran desafío incluso para una persona que trabaja. ¿Qué hacer en esta situación?

Muchos estudiantes optan por un préstamo para el estudio que puede resolver sus problemas y servir de gran ayuda. Otra opción que es de ayuda financiera son los préstamos rápidos para los estudiantes. Pero, ¿no es lo mismo?

Préstamos para el estudio y préstamos para estudiantes, diferencias y características

Los préstamos para el estudio y los préstamos para estudiantes aunque suenen parecido, son términos completamente diferentes. Los préstamos para el estudio son un tipo de financiación que sirven para pagar enteramente los estudios de un estudiante, ya que la matrícula y las tasas universitarias suponen un coste bastante elevado. Este tipo de préstamo se caracteriza por su importe también elevado, ya que sirve para pagar los costes de dicha matrícula. La devolución de este préstamo se divide en cuotas mensuales y es de largo plazo. Muy a menudo, la responsabilidad de la realización de estos trámites de la solicitud, recae en los padres de dicho estudiante, que por lo general, deben aportar un aval necesario. El trámite puede durar mucho tiempo porque las entidades bancarias son exigentes con los solicitantes y además, requiere mucho papeleo y visitas en la oficina del banco.

En cambio, los préstamos para estudiantes forman parte de otro tipo de financiación. La principal diferencia de este tipo de préstamo es que le permite al estudiante tramitar la solicitud sin la intervención de otros miembros de la familia o tutores. Sin embargo, el hecho de ser el responsable de un préstamo tiene un vínculo estrecho con la cuota de dinero que otorgamos. Esta ayuda financiera se caracteriza por sus pequeños importes con el plazo de devolución a corto plazo. En términos generales, el periodo de la devolución de dinero normalmente no supera a 30 días y debe ser abonada en una sola cuota, o sea debemos devolver el importe total que hemos prestado.

Las ventajas de préstamos para estudiantes pueden ser, entre otras, la falta de burocracia y la facilidad y sencillez del proceso de la solicitud. A favor de los préstamos rápidos están también los requisitos de la aprobación de un préstamo, ya que no son tan exigentes.

En este aspecto, los requisitos que deben cumplir los estudiantes que quieren solicitar este tipo de ayuda financiera son exactamente iguales que los requisitos que tienen que cumplir otros solicitantes. Aquí no existe la discriminación en cuanto a edad de solicitante o su estatus social.

Para qué sirven préstamos para estudiantes

Los préstamos para estudiantes pueden servir de gran ayuda a numerosas situaciones. Uno de los ejemplos puede ser una compra del material escolar, una arreglo de un portatil roto, una formación adicional de pago o una inscripción en un concurso y todas las cosas relacionadas con los estudios, la vida universitaria u otros gastos que dicho estudiante considere importantes. Lo bueno de esta ayuda financiera es que los prestamistas nunca van a preguntar cuál es la finalidad del préstamo, por lo que el usuario tiene garantizada total privacidad en este sentido.